Select Page

Ser una fotografía de Jesús

Ser una fotografía de Jesús

¡Un momento! Nadie podría haberle tomado una foto a Jesús, ya que en aquella época no existían las cámaras, entonces ¿qué significa ser una foto de Jesús?

A todo el mundo le gusta la fotografía, muchos gastan horas mirando las fotos que guardamos en nuestros viejos álbumes y otros gastan su tiempo viendo las fotografías que otros suben a internet, desde aquellos lugares que sueñan con visitar, hasta la boda de algún conocido.

Creo que todos podemos coincidir en que las fotos son importantes porque logran hacer algo asombroso; detener el tiempo. Una fotografía es el reflejo de un pequeño instante de nuestras vidas y todo lo que vemos dentro de una foto, en algún momento estuvo ahí físicamente. De hecho, gracias a las fotos podemos recordar cómo era nuestra apariencia física hace algunos años atrás.

Aplicado a la vida espiritual, ser una fotografía de Jesús significa ser un reflejo de lo que Jesús fue, que la gente al vernos, pueda ver la mirada de Jesús y que al escucharnos escuchen a Jesús. Pero aquí surge una gran pregunta ¿Cómo podemos ser una fotografía de Jesús? Al igual como una fotografía no surge de la nada, ser similar a Jesús tampoco es instantantaneo. Por esto compararemos la forma en cómo ser semejantes a Jesús con cómo se produce una foto.

Mesa de trabajo 1Las fotografías se crean captando la luz que rebota sobre las cosas (casa, árboles y personas), y esta luz entra por el lente, rebota en el espejo, luego rebota en el pentaprisma quien finalmente redirige la luz al visor y nosotros podemos apuntar a donde queremos fotografiar, por esto analizaremos este proceso en 3 pasos para obtener una fotografía y 3 pasos para ser más semejantes a Jesús.

1 Paso: EL LENTEMesa de trabajo 2

El lente es quien primero recibe la luz, permite (en la mayoría de los lentes) hacer zoom y poder captar aquellas situaciones que están más lejos del fotógrafo, pero por sobre todo permite decidir que enfocar. En nuestra vida estamos expuestos a muchas situaciones, que a veces son positivas, a veces son negativas, pero la mayoría de las veces están ambas, positivas y negativas. Es allí donde debemos actuar como un lente, haciendo zoom solo en las cosas que nos acerquen a Dios y dejando fuera de encuadre y fuera de foco todas aquellas cosas que van en contra de la biblia. Por esto me gusta mucho el versículo de 1ª de tesalonicenses 5:21 solo que le haré una pequeña modificación: “Examinadlo todo; enfoca lo bueno.”

 2 Paso: EL ESPEJO:

Su función es desviar la luz del sensor (quien finalmente capta la imagen) hacia el visor óptico. Esto permite que la fotografía se haga solo de la escena que el fotógrafo quiere, al momento de estar seguro, el fotógrafo aprieta el botón Mesa de trabajo 4y el espejo se levanta, permitiendo que la luz llegue al sensor. Si no estuviera el espejo, la cámara estaría captando la luz de partes que no se quieren incluir en la foto, de hecho, la cámara captaría todo lo que pasa frente al lente, lo que finalmente generaría una imagen sin ningún sentido y donde no se podría distinguir absolutamente nada. Antes de aprender cualquier cosa en tu vida debes estar seguro de apretar el botón, ya que una vez que el espejo se levanta, el sensor queda totalmente expuesto a la luz, y no hay vuelta atrás, mi mejor consejo es que si hay un hábito, una actividad, un libro, una película que podría dañarte como cristiano, no levantes el espejo, en otras palabras, no practiques tal actividad, no veas tal película, no leas aquel libro. “Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.” ROMANOS 12:2

3 paso: EL SENSORMesa de trabajo 5

El sensor es una pieza muy sensible y la más importante, contiene millones de sensores diminutos que transforman la luz en pixeles, pequeños cuadraditos muy juntos que finalmente forman una imagen. Esta pieza representa nuestra mente, es tan sensible que es fácil dañarla, pero cuando es bien usada puede hacer maravillas. Si expones tu mente a la luz de Cristo, sin duda que el resultado será una fotografía que refleje el carácter de Jesús.

Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.   Efesios 5:1-2

¿Y tu que esperas para ser una fotografía de Jesús? Impacta a tu comunidad imitando al único que merece ser imitado

About The Author

Link caídos

Nos encontramos en proceso de revisión del material publicado, y necesitamos tu ayuda. Comentanos de algún link caído que encuentres ingesando en el siguiente formulario el link y algún comentario que nos pueda servir de guía. Muchas gracias. Maranatha!


A %d blogueros les gusta esto: