Select Page

El dragón del diluvio

El dragón del diluvio

Los científicos evolucionistas recientemente anunciaron otro espectacular descubrimiento de un dinosaurio. A éste lo apodaron el “Dragón del Lodo” pues parece haber muerto enterrado en barro.

Junchang Lü y coautores describen el nuevo dinosaurio oviraptor en Scientífic Reports.

Este es el sexto dinosaurio semejante a oviraptores desenterrado del área Ganzhou de la provincia de Jiangxi en el sudeste de China. El nombre chino para esta pobre criatura es Tongtianlong limosus, o “dragón embarrado en el camino al cielo” debido a su inusual postura.

T. limosus fue encontrado casi completo y aún articulado con sus brazos extendidos y cabeza erguida.1 No obstante el espécimen fue descubierto por un hacendado y obreros de la construcción, estaba todavía parcialmente enterrado en un sustrato barroso cuando los paleontólogos lo estudiaron. Desafortunadamente, sufrió algún daño por la dinamita utilizada en la excavación.

¿Plumas?

“Este nuevo dinosaurio es uno de los más bellos, pero tristes fósiles que se hubiera visto” dice Stephen Brusette, uno de los coautores.
Pese a la falta de evidencia, el artículo de Scientific Reports, también proclama que los dinosaurios ovirapts, como el T. limosus, tenían plumas. Aún más modernos, los artistas representando a estos dinosaurios los muestran cubiertos con plumas.1 2 ¿Por qué los paleontólogos seculares insisten en que los oviraptores tenían plumas?.

Brian Thomas, escritor científico de ICR (Nota del Traductor: Institute for Creation Research), explica, “En el 2007 científicos proclamaron haber identificado botones de plumas en un fósil de Velociraptor.3 Desde entonces, los investigadores seculares han interpretado botones de pluma para otros dinosaurios similares.”4

Thomas continúa, “Pero ¿qué si la primera interpretación de los botones de plumas del Velociraptor estaba equivocada?. Por último, las hendiduras de los huesos delgados tienen más usos que sólo albergar plumas. A veces ellas (Nota del traductor: las hendiduras) marcan puntos accesorios para tejidos conectores.”4
Los oviraptores, tal como el recientemente descubierto T. limosus, nunca han sido hallados con alguna evidencia real de plumas. Los científicos seculares las infieren de la presencia de datos ambiguos tales como botones de plumas hallados en una especie totalmente nueva de dinosaurio.
Los dinosaurios no fueron aves y no muestran evidencia de evolucionar hacia las aves. La forma del cerebro de los dinosaurios y muchas estructuras óseas no se parecen a las de las aves.5

Los dinosaurios y las aves fueron creada separadamente por Dios durante la semana de la Creación. No existen en ningún lugar fósiles transicionales indiscutidos entre dinosaurios y aves.

¿Por que se aquella extraña postura?

Finalmente, porqué están tan asombrados los científicos seculares por el enterramiento lodoso y la inusual postura del T. limosus? Su única explicación es que el dinosaurio debió haber caído y quedar atascado, luchado en el barro, y muerto con su cabeza erguida. Lü y los coautores explican en su paper, “Es difícil interpretar qué procesos biológicos y/o taxonómicos causaron esa extraña postura.”1

Sería mejor para ellos admitir que esa postura es casi imposible para un animal luchando en el lodo. ¿Cómo podría un dinosaurio de 1,8 metros quedar atascado en el lodo en primer lugar? Y ¿Cómo podrían su cabeza y cuello permanecer levantados después que muriera?

Un enterramiento catastrófico durante el evento del Diluvio global ofrece una mejor explicación de este dinosaurio y su inusual postura. Aunque es difícil para la ciencia secular explicar este descubrimiento, es fácil imaginar a un pequeño dinosaurio siendo atrapado en escombros ricos en lodo fluyendo durante el Diluvio, quedando inmovilizado por la fuerza de la corriente, levantando su cabeza tratando de engullir una última bocanada de aire antes de sofocarse en su tumba barrosa. En este escenario, es fácil ver como la cabeza del dinosaurio fue preservada en una posición erguida mientras el lodo catastróficamente envolvía al animal, preservando la postura mientras tragaba aire.

El Diluvio aún ofrece la mejor explicación para los fósiles que hallamos en todo el mundo. Un enterramiento rápido en un sedimento acuoso es virtualmente la única manera de hacer un fósil. La Palabra de Dios explica que los dinosaurios y las aves fueron creadas como especies separadas, completamente formadas como dinosaurios y completamente formadas como aves. El último respiro de este dinosaurio testifica de la verdad del Génesis.

Articulo Original por Institute for Creation Research Ingles http://www.icr.org/article/9706

Traducción por Ariel Sandoval

About The Author

Link caídos

Nos encontramos en proceso de revisión del material publicado, y necesitamos tu ayuda. Comentanos de algún link caído que encuentres ingesando en el siguiente formulario el link y algún comentario que nos pueda servir de guía. Muchas gracias. Maranatha!


A %d blogueros les gusta esto: